jueves, 4 de septiembre de 2014

EL AGUA



El agua es necesaria para vivir. Sin ella todo estaría seco. No habría
plantas ni animales. Tampoco los hombres podrían vivir. El agua es una
gran riqueza:
- Para los pueblos y ciudades ( para beber, cocinar, limpiar,
lavar).
- Para regar los campos.
- Para producir energía.
En el agua también viven muchos animales. Estos
animales están dotados de branquias, que les
permiten utilizar el oxígeno disuelto en el agua
para respirar y vivir.
Las plantas necesitan igualmente del agua que hay en
el suelo en el que se encuentran, y que les permiten
absorver las sales minerales necesarias para su
alimentación.
El agua  (del latín aqua) es una sustancia cuya moléculaestá formada por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno (H2O). Es esencial para la supervivencia de todas las formas conocidas de vida. El término agua generalmente se refiere a la sustancia en su estadolíquido, aunque la misma puede hallarse en su forma sólida llamadahielo, y en su forma gaseosa denominada vapor. El agua cubre el 71 % de la superficie de la corteza terrestre. Se localiza principalmente en los océanos, donde se concentra el 96,5 % del agua total, los glaciaresy casquetes polares poseen el 1,74 %, los depósitos subterráneos (acuíferos), los permafrost y los glaciares continentales suponen el 1,72 % y el restante 0,04 % se reparte en orden decreciente entre lagos, humedad del suelo, atmósfera, embalses, ríos y seres vivos. El agua es un elemento común del sistema solar, hecho confirmado en descubrimientos recientes. Puede encontrarse, principalmente, en forma de hielo; de hecho, es el material base de los cometas y el vapor que compone sus colas.CICLO  DEL AGUA :l ciclo del agua (o ciclo hidrológico) es la circulación del agua de la tierra: el agua fresca de los lagos y ríos, los mares y océanos salados y la atmósfera. Comprende el proceso que recoge, purifica y distribuye el suministro fijo del agua en la superficie terrestre, abarcando algunos pasos importantes: 
A través de la evaporación, el agua que está sobre la tierra y en los océanos se convierte en vapor de agua. 
A través de la condensación, el vapor de agua se convierte en gotas del líquido, las cuales forman las nubes o la niebla. 
En el proceso de precipitación, el agua regresa a la Tierra bajo la forma de rocío, de lluvia, granizo o nieve. 
A través de la transpiración, el agua es absorbida por las raíces de las plantas, pasa a través de los tallos y de otras estructuras y es liberada a través de sus hojas como vapor de agua. 
El agua se mueve desde la tierra hacia el mar, o bien desde la tierra hacia el suelo donde es almacenada y de donde regresa eventualmente a la superficie o a lagos, arroyos y océanos. 
Con la condensación del agua, la gravedad provoca la caída al suelo. 


 










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada